Junta de Andalucía. Consejería de Cultura. Biblioteca Virtual de Andalucía

Juan de Flores, la inmolación de un tunante

La verdadera afición del clérigo Juan de Flores fue la arqueología y las antigüedades, de las que fue un importante coleccionista. Falsificó muchas de las piezas que se presentaban como hallazgos, enterrándolas y “redescubriéndolas”. Tras un proceso judicial de varios años fue condenado, su muerte coincidió con el fin de su condena en 1789.