Junta de Andalucía. Consejería de Cultura. Biblioteca Virtual de AndalucíaJunta de AndalucíaConsejería de CulturaBiblioteca Virtual de AndalucíaDirectorio institucional de la Cultura
Una
Galería
de lecturas pendientes

Compartir en Facebook (en nueva ventana) Compartir en Twitter (en nueva ventana)

Las Relaciones
Fernán Caballero

Fernán Caballero. Relaciones. Portada de la edición de 1880. Madrid: Lib. de Miguel Guijarro (Biblioteca de Andalucía)Fernán Caballero. Relaciones. Portada de la edición de 1880. Madrid: Lib. de Miguel Guijarro (Biblioteca de Andalucía)

Cecilia Böhl de Faber, nacida en Morges, Suiza, el 24 de diciembre de 1796. Hija del cónsul Juan Nicolás y de Frasquita Larrea, su educación comenzó en Alemania. Cuando contaba con diez años la madre decidió volverá España dejándola al único cargo de su padre, no pudiendo volver a reunirse la familia hasta más de seis años después, cuando se trasladaron a Chiclana y Cádiz. De esta manera, la joven Cecilia creció bajo la mirada de un padre estricto con las mujeres y la admiración, por su talento literario, de una madre que, sin embargo, la había abandonado.

Tampoco tuvo suerte con sus amores. Tras enviudar de su primer marido, con quien había marchado a Puerto Rico en 1816, volvió a España y contrajo nuevas nupcias con el marqués de Arco-Hermoso. Fallecido este, y sin hijos, contrajo matrimonio con Antonio Arrom, con quien viajó a Manila y después a Australia, pero tras el suicidio de este, enfermo de tisis, y con una situación económica muy precaria, estuvo a punto de ingresar en un convento.

La generosidad de la reina Isabel II le permitió ocupar una vivienda en el Patio de las Banderas del Alcázar de Sevilla, pero la revolución de 1868 la obliga a trasladarse a una modesta vivienda donde fallecería, a los ochenta años de edad y honrada con la compañía de la infanta Luisa Fernanda, el 7 de abril de 1877.

Al vivir en muchos pueblos de Andalucía, Fernán Caballero conocía bien a la gente del sur, e inspirada en esa realidad escribió sus obras, reflejando esas costumbres sin criticarlas ni embellecerlas.

Si merece la pena releer hoy sus Relaciones (1857) no es tanto porque con ellas la escritora tratara de acercarse a un tipo de novela corta cultivada en Francia, sino porque con ello pretendía modernizar la literatura española. A Fernán Caballero no le interesaba sumarse a una moda que de hecho rechazaba, sino utilizar su envoltura para poder atraer a las lectoras a la senda de la virtud, erigiendo un modelo femenino que fuera la réplica de la Carmen de Merimée. Considerada una de las más importantes escritoras en castellano del siglo XIX, se postuló incluso para ser admitida en la RAE, aunque sin éxito.

Otros libros de la autora son Clemencia (1852), crónica del fracaso sentimental de su primer matrimonio; Lágrimas (1853), Un servilón y un liberalito (1857), Un verano en Bornos (1858), Cosa cumplida... sólo en la otra vida (1861), El Alcázar de Sevilla (1862) y La corruptora (1868). En 1865 logró un gran éxito con La farisea.

©2010 JUNTA DE ANDALUCÍA, Consejería de Cultura.
Condiciones de uso | Aviso legal | Mapa Web
Biblioteca Virtual de Andalucía - bibliotecavirtual@juntadeandalucia.es
c/ Profesor Sainz Cantero, 6 18002 Granada - Tlf: 958026934 y 958026943 - Fax: 958026937