Junta de Andalucía. Consejería de Cultura. Biblioteca Virtual de AndalucíaJunta de AndalucíaConsejería de CulturaBiblioteca Virtual de AndalucíaDirectorio institucional de la Cultura
Raros
en el escaparate

A veces los libros no son lo que parecen. Folletos, hojas, textos mínimos que destacan por la singularidad de su autoría, temática, contenido, o características de su edición se presentan ahora a la mirada atenta del nuevo lector. Títulos raros y curiosos, a veces sorprendentes, incluso extravagantes, que vienen a demostrar la diversidad y riqueza del patrimonio bibliográfico andaluz.

Compartir en Facebook (en nueva ventana) Compartir en Twitter (en nueva ventana)
Granada y las élites americanas
Acceder al libro
Otros Raros en el escaparate
>>

Granada y las élites americanas

Instrucción, en que se prescribe la forma... limpieza de sangre y nobleza... entrar en el Colegio de Nobles Americanos de la ciudad de Granada... Madrid : [s.n.] , 1792

El día 15 de enero de 1792 se publicaba una Real Cédula por la que se creaba el Colegio de Nobles Americanos, como sede se designaba la ciudad de Granada, entre otros motivos por su clima benigno que proporcionaría una mejor adaptación a los alumnos de allende el Atlántico. Dos días después aparecía el interesante documento que hoy trae a sus páginas la Biblioteca Virtual de Andalucía, la Instrucción que desarrollaba el artículo 5º de dicha Real Cédula, es decir, la documentación y forma de mostrar la limpieza de sangre de los aspirantes a alumnos. Complementa la Instrucción una Lista de los utensilios y ropa que deberán traer…los individuos destinados a él y unas advertencias finales por parte del Marqués de Bajamar que resultan de gran interés por mostrarnos algunas de las disciplinas a las que estaban llamados los futuros alumnos.

La educación de los hijos de la nobleza americana fue motivo de preocupación desde el mismo momento de la conquista, tanto de los hijos de los nobles peninsulares allí destinados, como de los criollos y de la misma nobleza nativa, por lo que de control de las élites suponía. La fundación de universidades y de colegios mayores, relativamente pronto, en los distintos virreinatos y otras instituciones para la nobleza nativa, los hijos de los caciques, para evitar la mezcla, respondían a esta necesidad.

La Real Cédula a la que aludíamos al principio suponía dar un paso más en el sentido igualitario. Inspirada por fray José de Montealegre, propuesta por el conde de Floridablanca y con los aires de la Ilustración flotando por doquier, no establecía diferencias sobre el origen de los nobles aspirantes y además dotaba de dos becas reales para aquellos que antes presentaran la solicitud. Suponía, de hecho, la paridad entre nobles americanos y peninsulares, una vieja reivindicación por parte americana.

Los estudios debían ser preparatorios para las cuatro ramas importantes destinadas a las élites: eclesiástica, militar, gobierno y justicia. El objetivo final era retener estas élites en la península mediante la concesión de cargos una vez finalizados los estudios y que fuesen los nobles peninsulares quienes ocupasen los puestos en las colonias. A la postre, una forma de romper la deriva de las revueltas que ya se venían produciendo.

El lugar designado para la ubicación del colegio fue el palacio de Carlos V de la Alhambra, pero los gastos de adaptación del edificio no eran viables. Se pensó, mientras tanto, en el antiguo colegio de Santa Catalina, que también necesitaba adaptaciones. En realidad el colegio nunca llegó a funcionar, a pesar de intentar su ubicación en otras ciudades como Málaga. Criollos y nativos americanos, a pesar de pertenecer a la nobleza, suscitaban recelo y rechazo. Quedaron sólo en tinta la propuesta de estudios más avanzada de la época (matemáticas, física, historia, náutica, lenguas extranjeras, baile, equitación, esgrima…) y una pedagogía, propuesta por el capuchino Montealegre, que abarcaba todos los ámbitos de la vida: comida, vestido, aseo personal… Una oportunidad desperdiciada que, a la vuelta de pocos años, habría de lamentar la metrópoli y una pérdida más para Granada.

©2010 JUNTA DE ANDALUCÍA, Consejería de Cultura.
Condiciones de uso | Aviso legal | Mapa Web
Biblioteca Virtual de Andalucía - bibliotecavirtual@juntadeandalucia.es
c/ Profesor Sainz Cantero, 6 18002 Granada - Tlf: 958026934 y 958026943 - Fax: 958026937