Junta de Andalucía. Consejería de Cultura. Biblioteca Virtual de AndalucíaJunta de AndalucíaConsejería de CulturaBiblioteca Virtual de AndalucíaDirectorio institucional de la Cultura
De viva
voz

Compartir en Facebook (en nueva ventana) Compartir en Twitter (en nueva ventana)

 

“Yo soy andaluz, el que anda con luz”.

El profesor Rafael de Cózar abre su entrevista a Carlos Edmundo de Ory, de quien se considera discípulo, con un lugar y una fecha: Asilo de Convalecientes de Madrid, 1951. Sus compañeros de tertulia en casa de la futura galerista Juana Mordó le habían ingresado allí, preocupados por su salud. Logró escapar pronto, nos cuenta alegre.

Sirve esta anécdota para ambientar aquellos años en Madrid, donde compartía algo más que mesa con Rosales o Vivancos, entre otros, desde que se había trasladado de su Cádiz natal en 1942 al ser nombrado bibliotecario del Parque Móvil de Ministerios Civiles. Ocupó esa plaza hasta 1953: “me enteré de que Henry Miller dimitió por carta de su cargo en Correos y yo hice lo mismo en mi puesto de la Biblioteca Móvil” explica con humor en otro momento.

Carlos Edmundo de Ory nace en 1923. Su padre fue el poeta modernista Eduardo de Ory, autor también de excelentes trabajos sobre poesía hispanoamericana. En otro lugar de la entrevista destaca “mi cultura de poesía latinoamericana era muy buena” y recuerda la biblioteca de su padre, que reunía una colección extraordinaria y cuya lectura fue muy importante para él: “había libros de Juan Ramón Jiménez dedicados, de Rubén Darío, Amado Nervo, …”.

Estudia bachillerato en el Instituto Provincial de Cádiz, más tarde ingresa en la Escuela de Náutica, quizá una remembranza de su abuelo que había sido capitán de navío. Siempre el mar, “para mí el mar lo es todo, está en mi poesía constantemente” nos comenta. Abandona los estudios cuando estalla la guerra.

De 1940 es su primer libro, Sombra y pájaros, de influencia modernista. De 1941 La canción meditada y de 1942 Canciones amargas.

En 1944, ya en Madrid, conoce en el Café Pombo a Eduardo Chicharro, pintor y poeta con quien montaría, junto a Silvano Sernesi, el Movimiento Postista. Rafael de Cózar destaca como aquel le dedica una de las mejores definiciones de poeta verdadero: “el que no dice lo que cree o lo que siente, sino lo que oye desde lejos o desde dentro”.

Fue el Postismo un movimiento de renovación y un puente con las vanguardias europeas, una aventura estética en respuesta al clima cultural enrarecido por la censura. Se proclamó públicamente en enero de 1945 a través del primer y único número de la revista Postismo. Pero Carlos Edmundo de Ory, que ve un requisito imprescindible que la poesía nazca de la vida, ya que es un proceso natural, casi biológico, se va distanciando de esas posiciones deshumanizadoras y en 1951 funda con el pintor Darío Suro el Movimiento Introrrealista: el arte “como manifestación de la realidad interna del hombre”. Ese año publican en Madrid Nuestro tiempo: Poesía. Pintura.

Su relación con la pintura es una constante. Declara rotundo en la entrevista: “La poesía no tiene nada que ver con la literatura, tiene que ver con la música y con la pintura”.

En 1952 viaja a París con una beca del gobierno francés y en 1957 a Perú, allí ejerce durante un año de profesor en Lima. Marruecos y Bruselas son otros destinos. “Siempre has sido un gran viajero, una especie de exiliado con vistas” lanza de Cózar, “exiliado voluntario” puntualiza de Ory.

Abandona España en 1954 y se instala en Francia, primero en Paris y más tarde en Amiens, donde en 1968, animado por los aires revolucionarios que se viven ese año, funda el Atelier de Poésie Ouverte, un proyecto de creación poética colectiva. En Francia también fue bibliotecario, recuerda, y profesor de español en la Universidad de Amiens. En esos años se aproxima al movimiento beat y al budismo, entabla amistad con Jouve y Bonnefoy y lee a Vian y Queneau.

Pero su reconocimiento en España no llega hasta 1970, cuando Felix Grande lo da a conocer en la antología y estudio Poesía 1949-1969, primera llamada de atención hacia su obra secundada por Rafael de Cózar, Gimferrer, la revista Litoral y otros muchos.


Rafael de Cózar hace en 1978 un espléndido estudio preliminar a la edición crítica de Metanoia. Hoy, en la entrevista que ofrece la Biblioteca Virtual de Andalucía, conduce la charla sobre varios puntales ineludibles en la poética de Carlos Edmundo de Ory: el elemento trágico y la risa, la soledad y la locura, el soñar. El poeta tiene que saber “armar los sueños”.


Hablar del elemento trágico les lleva a hacerlo del humor, la ironía, la risa. Mencionar a Gómez de la Serna es obligado, “uno de los pocos que tienen un humor puro” y que tanto ha influido con sus greguerías a Ory en sus aerolitos. También hablan de su poesía amorosa, Amo a una mujer de larga cabellera sigue apareciendo en todas las antologías: “La literatura erótica si no es vivida, está inspirada… a mí también me gusta ese poema, está vivido completamente, esa mujer de larga cabellera existió”.

Carlos Edmundo de Ory también ha escrito prosa. De Cuentos sin hadas (1999) de Cózar dice que sólo un autor le recuerda sus relatos, Hoffmann, porque “sabe sacar lo mágico de lo cotidiano”. Sus ensayos son muchos y recientemente la Diputación Provincial de Cádiz ha publicado los tres volúmenes completos de su Diario: 1944-2000 (2004), imprescindible para conocer a este autor cuya vida y obra se confunden.

En 2006 la Junta de Andalucía le concedió la distinción de Hijo Predilecto de Andalucía, en 2005 lo había hecho la ciudad de Cádiz. Recibió el Premio Luis de Góngora por su trayectoria literaria en 2004 y en 1999 el de la Crítica Andaluza por Melos melancolía.

Lee Rafael de Cózar:

“¿Queréis saber qué es poesía?, uno de los caminos más rápidos es leer a Carlos Edmundo de Ory. Otra cosa es que una vez leído sepamos atenernos a las consecuencias, a eso no todos se atreven, no todos se atrevieron”.
(Pere Gimferrer, prólogo a Melos melancolía, 1999)

 

 

Volver
©2010 JUNTA DE ANDALUCÍA, Consejería de Cultura.
Condiciones de uso | Aviso legal | Mapa Web
Biblioteca Virtual de Andalucía - bibliotecavirtual@juntadeandalucia.es
c/ Profesor Sainz Cantero, 6 18002 Granada - Tlf: 958026934 y 958026943 - Fax: 958026937