Junta de Andalucía. Consejería de Cultura. Biblioteca Virtual de AndalucíaJunta de AndalucíaConsejería de CulturaBiblioteca Virtual de AndalucíaDirectorio institucional de la Cultura
De viva
voz

Compartir en Facebook (en nueva ventana) Compartir en Twitter (en nueva ventana)

 

“Tengo que estar de buen humor para escribir… Solamente escribo cuando estoy contento y cuando creo que puedo transmitir esa alegría que tengo al que me lea”

Aquilino Duque nació en Sevilla el 6 de enero de 1931, pero su infancia y adolescencia transcurrió en los municipios onubenses de Zufre e Higuera de la Sierra. Licenciado en derecho por la Universidad de Sevilla, amplió estudios en las Universidades de Cambridge (Trinity Hall) y la Southern Methodist University en Dallas (Texas, USA).

Narrador, poeta y ensayista, Aquilino Duque es autor de libros como De palabra en palabra (Premio Leopoldo Panero de poesía en 1968 y Premio Fastenrath de la Real Academia Española en 1972); Las torres de San Cayetano (publicada como La rueda de fuego), Premio Ciudad de Sevilla de novela en 1970; y El Mono azul (finalista del premio Nadal y Premio Nacional de Literatura 1974). Es autor también de obras fundamentales como El mito de Doñana (1977) y El Suicidio de la Modernidad (1984). Otras novelas que merecen citarse son Los consulados del Más Allá, Los agujeros negros, La luz de Estoril y Máscaras furtivas. Es además, autor de libros de ensayos y de viajes, entre los que destaca Guía natural de Andalucía. 

Parte de su vida la empleó en viajar por Inglaterra, EE.UU., Alemania e Italia. Vivió en Ginebra y en Roma, como funcionario internacional, de 1961 a 1975. En Italia fue vecino del Trastévere, donde compartió tertulias, fiestas y discrepancias con Rafael Alberti. 

Poeta maldito, según algunos, ha sido vapuleado a menudo por defender posturas controvertidas ideológicamente. Encontramos en las palabras de su amigo Fernando Ortiz (Aquilino Duque y los molinos de viento, El Pais, 1/6/1996), la mejor explicación: 

“…este Aquilino Duque es una paradoja andante: antifranquista y amigo del Alberti en el exilio romano, defensor del régimen de Franco cuando éste régimen era ya causa perdida...a Duque se le da muy bien defender las causas perdidas… Ser mal interpretado es algo común en quien no piensa como el común, quien no teme señalar los males de la actual democracia, ni tampoco las realizaciones positivas en ciertos campos muy concretos del fascismo... Aquilino piensa, y así lo ha escrito en numerosas ocasiones, que la verdad no es de derechas ni de izquierdas, sino que, a veces, la historia le da la razón a las izquierdas y otras a las derechas. Y Aquilino Duque siempre, dicho sea en su honor, se ha esforzado a lo largo de su vida en intentar acompasar su paso al de la verdad.” 

Desde 1981, es miembro de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras. Ha explicado cursos de Literatura española contemporánea en las Universidades de Sevilla y Chapel Hill, y ha leído conferencias en las Universidades de Cambridge, Sevilla, Roma, Pennsylvania, Georgetown, Málaga, Oviedo, así como en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, el Palacio de las Naciones de Ginebra, el Instituto Británico de Sevilla, el Instituto Español de Roma, y el Instituto Cervantes en Londres, Nueva York, Viena, Munich y Utrecht. Entre sus traducciones destacan las de los Poemas de Roy Campbell y la de Los Lusiadas, de Luis de Camoens. Actualmente reside en España. 

Al terminar nuestra entrevista, el autor nos emociona con la lectura del poema Un duque en Buenos Aires, perteneciente al libro Las nieves del tiempo (Comares, 1993), nostálgicamente presentado con una gran riqueza de referidas anécdotas literarias. Con el texto de esta concluimos este ineludible acercamiento a su figura. 

“Ser lo que se parece no es tan fácil,
pero hay ducados que ennoblecen.
Son los que en Buenos Aires dan las barras del barrio,
no los que acá en Europa dan los reyes burgueses.

 

Fervor de Buenos Aires, corte de los milagros,
inmenso bellasombra cuajado de zorzales,
cielos rasos de espejos de las confiterías...
¡Tópicas melodías de falsos arrabales!

 

Todo eso está en los libros de las ventanas ciegas.
¿Qué sé yo de la plata de esa voz: "Argentina"?

 

El criollo francés de Julio Micromegas
y Homero al telefón recitando a Bartrina.

 

¿Verán la Cruz del Sur estos ojos un día?
Ya las nieves del tiempo platearon mi sien.
Buenos Aires querido, guardame la corona
para que los muchachos del barrio me la den.”

 

Volver
©2010 JUNTA DE ANDALUCÍA, Consejería de Cultura.
Condiciones de uso | Aviso legal | Mapa Web
Biblioteca Virtual de Andalucía - bibliotecavirtual@juntadeandalucia.es
c/ Profesor Sainz Cantero, 6 18002 Granada - Tlf: 958026934 y 958026943 - Fax: 958026937